Tecnoticias| Twitter, ¿ahora minero? Inicio El Gobierno crea un grupo de trabajo sobre la propiedad intelectual en la Red

viernes, 09 octubre 2009

X Prize para las noticias (y los medios)

JEFF JARVIS/Buzzmachine

Jarvis3 Jeff Jarvis propone la creación de un premio para las noticias, que reconozca la innovación en el sector. Explica que en la actualidad las soluciones rompedoras y novedosas que se buscan deben apuntar más a resolver los problemas del negocio que los del producto en sí. Estos inconvenientes tienen que ver, explica, con encontrar la forma de lograr un mayor compromiso por parte de la audiencia y que aumente la efectividad para los anunciantes y la eficiencia en los costes.

Una conversación con nuestros amigos de la Knight Foundation en Aspen me inspiró a pensar lo que podría conseguir un X Prize para las noticias. Posteriormente, una información en The New York Times sobre la entrega del NetFlix X Prize (y el valor mucho mayor que creó, no solo para NetFlix sino para los participantes y otros) me ha animado a apretarme el cinturón y abrir aquí el debate (y en la web NewsInnovation).

No es un planteamiento ocioso. Contando con una buena estructura, encontraría los fondos para administrar dicho premio en la CUNY, y podríamos esperar que empresas inteligentes, organizaciones y patrocinadores vieran en un X Prize un modo para innovar de forma arrolladora y abierta, ¿o no?

Tenemos que empezar con una pregunta: ¿Cuál es el principal problema que intentaría resolver el premio? No se puede tratar sólo de lograr más ingresos para las empresas ya existentes o de buscar otra manera de contar una historia o, sabe Dios, de hacer algo alucinante. El desafío debe de aportar soluciones rompedoras y nuevas, un salto espectacular en audacia, esperanza y orgullo desmedido. La innovación no vendrá de cambios añadidos a una estructura existente. Eso lo sabemos muy bien.

Otra pregunta clave es cómo se mide el éxito: de manera tangible, métrica, desde la distancia, sin emociones. En algo tan amorfo como las noticias eso es difícil.

Después, tenemos que definir noticia con cuidado, es decir, de manera amplia. Las noticias no se deberían definir del modo en que lo hacemos hoy en día, ya que los ganadores del premio podrían crear algo que todavía no hemos visto. Nuestra definición de noticia probablemente se refiera tan solo a una comunidad que se informa, sobre individuos y sociedades mejor informadas (“mejor” tal y como lo definan ellos).

Finalmente, tenemos que reconocer que los problemas a resolver giran más en torno a temas de negocios que a temas de producto (la sostenibilidad), pero eso no quiere decir que el producto no puede ser replanteado de forma radical como parte de este proceso.

Yo veo tres problemas que necesitan una solución:

1. Compromiso. En nuestra fase más reciente del New Business Models for News en la CUNY (financiado por Knight) utilizamos el estándar pecaminosamente bajo sobre la fidelidad a las webs de los periódicos: 12 páginas vistas por usuario por mes. Los usuarios de Facebook tienen esa interacción con el servicio cada día. El tiempo invertido en las webs sociales y en los blogs alcanzó el 17 por ciento del total, frente al 0,5 por ciento de las páginas web de periódicos (y los anuncios en las webs sociales se duplicaron, mientras se desplomaron en los periódicos). Por Dios, si los servicios de noticias fueran realmente de sus comunidades tendrían mucha más interacción con mucha más gente en esas comunidades, y la interacción iría mucho más allá de la lectura.

El compromiso es un problema clave del negocio. Si se inyectan cifras mayores de fidelidad en nuestros modelos del NewBizNews (y lo haremos en nuestros casos) se ven negocios mucho mejores capaces de dar apoyo a muchas más noticias. Se ve cómo las noticias vuelven a ser un sector muy rentable.

Así que digamos que el primer desafío es multiplicar el compromiso de una comunidad con las noticias. ¿Cómo se puede hacer eso? Sorprendedme. Apabulladme. Inventad formas completamente nuevas, plataformas, herramientas y medios nuevos para reunir y compartir noticias.

¿Cómo medimos el compromiso? Yo no lo mediría con páginas vista, en gran parte porque no quiero que los participantes asuman simplemente que están inventando una web. Volvamos una vez más a Marissa Mayer y lo que dice sobre los grupos de noticias hiperpersonales y lo que yo he dicho sobre hiperdistribución. Las noticias tienen que ir a donde sea que esté la comunidad; ya no esperamos que la comunidad vaya a ellas. Tienen que ser sobre la comunidad y estar dentro de ella. El tiempo es una medida de compromiso ligeramente mejor pero también es poco profundo y se puede manipular con trucos.

No, el compromiso gira más en torno a la propiedad: la gente creyendo y actuando como si fuesen propietarios de la cosa. Esta cosa es suya, tal y como las comunidades de Wikipedia y de craigslist creen que poseen esas propiedades y al igual que cada uno de nosotros cree que posee sus propias páginas de Facebook o los feeds de Twitter o los blogs. Pero ahí mismo radica un peligro totalmente opuesto. Uno no debería de medir el compromiso a través de la contribución (como muchos de nosotros hicimos en la primera época de la red). Ved la regla del uno por ciento de Wikipedia.

Así que yo diría que la forma de medir tiene que ser una combinación de sistemas, digamos que de tiempo y actitudes: tomemos una encuesta preliminar de usuarios de webs de noticias con ciertos supuestos, como “Mi periódico.com me hace sentir parte de la comunidad de noticias”; “Periódico.com es un miembro de mi comunidad de noticias, al igual que yo”; “Siento que tengo parte de propiedad en periodico.com”; "Siento responsabilidad sobre newspaper.com"; "Estoy mejor informado con newspaper.com". Después, exijamos que la nueva cosa logre multiplicar algunos de estos factores de manera extraordinaria. Si Facebook logra un compromiso 30 veces mayor que la web de un periódico, entonces qué tal si pedimos que aumente diez veces más, o incluso cinco veces. Eso marcaría una enorme diferencia en el negocio de las noticias.

2. Efectividad. Se entiende como efectividad para los otros clientes de los medios, sus clientes de pago: los anunciantes, o quizás deberíamos decir los comerciantes (para incluir e-commerce y no limitar la relación de negocios).

Las webs de noticias (al igual que la mayor parte de las webs de medios de comunicación) todavía venden lo que solían vender en sus viejos medios: espacio, tiempo, visualización, escasez. Google les quitó parte de su negocio vendiendo algo más: rendimiento. Google por lo tanto asume el riesgo en nombre de los anunciantes (si Google no suministra relevancia y no se pincha en el anuncio, no cobra), así que sus intereses ahora están alineados con los de los anunciantes. Y como Google ha creado un mercado de subastas que se aprovecha de la abundancia (no hay escasez en internet), los precios resultan más baratos. Para un anunciante ¿qué hay de negativo? Por eso me exaspero cuando los veteranos de los medios se quejan de que Google les ha robado su dinero. No, Google compite y los anunciantes se ahorran su dinero.

Al mismo tiempo, creo que las noticias y los medios se sostendrán principalmente con la publicidad, así que tienen que buscar nuevas formas para servir a los anunciantes, aunque el mercado disminuya. Para nuestro propósito de preservar las noticias, creo que lo mejor es concentrarse en los anunciantes locales, porque (al menos en EEUU) la mayor parte de los recursos periodísticos se manejan localmente; la mayor parte del gobierno es local; existe una oportunidad de crecimiento en ese campo y la crisis en el sector de las noticias es principalmente local.

La solución no puede estar en aumentar la proporción de clics de los banners. Eso simplemente extendería las idioteces que están vendiendo los medios online. No, hay que tratar de lograr formas mucho más ricas y cuantificables de mejorar los negocios de los comerciantes: de añadir valor.

Ah, pero la medición es la parte complicada, puesto que establece el modelo del invento: ¿se quiere que acuda más gente a una página web, más gente a una puerta, más ventas de un producto particular, mejor reconocimiento de marca, mejores relaciones? ¡Ayuda! ¿Qué pensáis?

En la CUNY, cuando tengamos nueva financiación, esperamos poder hacer más investigaciones con comerciantes locales para que el NewBizNews adquiera una mejor idea de sus necesidades. Pero, de nuevo, quizás no lo sepan hasta que no lo vean. He hablado con comerciantes que todavía no entienden por qué la búsqueda que haga un cliente en Google es importante para ellos.

Así que, sólo por plantear el debate, digamos que se podría tomar un grupo de comerciantes y aplicar los métodos y herramientas creados por un participante en el concurso para que utilice cualquier relación con los medios online (es decir, anuncios) para mejorar sus ventas en un porcentaje N durante un periodo de tiempo N y al menos con un retorno de la inversión N. Al fin y al cabo, se trata tan solo de mejorar sus negocios, ¿no?

Cualquier múltiplo de esta efectividad tendría también un profundo impacto en la sostenibilidad y rentabilidad de las noticias (siempre que sea una entidad informativa la que lo haga posible). En nuestro New Business Models for News utilizamos lo que consideramos (aunque algunos no están de acuerdo) una tasa conservadora de 12 dólares CPM. También fue conservador dar por supuestos viejos modelos de anuncios, como los banners. Pero entonces vino Marissa Mayer de Google y habló de los grupos de noticias hiperpersonales, recalcando su potencial de negocios: si sabes lo suficiente sobre la gente como para poder ser hiperpersonal y si eres increíblemente bueno en el targeting (detectando la intención y sirviendo relevancia), entonces la eficiencia, la efectividad y el valor del marketing subirá como la espuma. Un ganador del X Prize podría pensar de este modo.

3. Eficiencia. Esto equivale a decir costes. ¿Cuánto cuesta producir noticias, recopilar, compartir lo que sabe una comunidad? Cuanto más se pueda aproximar ese coste marginal a cero más noticias podremos permitirnos. Eso es bueno para la sociedad.

Esto quizás no le suene muy bien a los periodistas profesionales, lo sé. Y el nivel de empleo de los periodistas ha sido la forma de medir por defecto la salud de las noticias (eso es por lo que he puesto pegas al análisis de Michael Mandel en BusinessWeek, aquí y aquí). Pero no estoy sugiriendo que haya necesariamente menos reporteros (habrá menos gente de producción). De hecho, en nuestro New Business Models for News terminamos con un número equivalente de personas haciendo periodismo en nuestro mercado hipotético, solo que no todos estaban físicamente en la misma redacción. La mayoría trabajaban desde sus propias empresas innovadoras, y como grupo dedicaban mucho más tiempo a informar. Creemos que el resultado neto es más periodismo, porque es periodismo más eficiente.

Así que estoy sugiriendo que el periodismo se haga del modo más eficaz posible, y el modo de conseguirlo es haciéndolo muy colaborativo y aprovechando el trabajo que la gente está deseando hacer simplemente porque les importa (véanse los cientos de millones de dólares con los que la gente contribuye a la Wikipedia, añadiéndole valor y haciéndola extremadamente eficaz y tremendamente valiosa).

Así que sugiero que este premio empiece con el objetivo de maximizar el periodismo, de buscar las mejores formas de hacer llegar las noticias más relevantes al mayor número de gente y al menor costo posible: la mejor forma de hacer sentir a la mayor cantidad de gente que está bien informada de una manera sostenible. Una vez más, debemos de ser cuidadosos con la definición de noticia, no dejando que se limite a ser el brécol frío que se sirve actualmente. ¿Qué quiere saber y necesita saber la gente y cómo puede conseguirlo? ¿Qué es la noticia que no se comparte, pero que se tiene que informar e investigar, y por qué y cómo lo conseguimos? Yo empezaría por buscar comunidades y hacer que definan la noticia y lo que significa estar informado, qué es lo que necesitan para funcionar. Por supuesto, también tenemos que definir calidad. Esto tiene que ser información fiable y útil.

¿Cómo se puede montar un concurso cuantificable a partir de esto? No estoy seguro. Quizás se podría escoger una comunidad y preguntar cuánta gente quiere informarse, por ejemplo, sobre los eventos relacionados con el consejo escolar, las juntas municipales y otros eventos locales, y después medir cuánto quieren saber ahora. Los ganadores del concurso tendrán que hacer que su comunidad esté mejor informada con el mayor margen al menor coste, y sin perder dinero.

Al final, si podemos encontrar soluciones nuevas y atrevidas a estos problemas de compromiso (lo que antes llamábamos audiencia), efectividad (publicidad) y eficacia (operaciones); podremos mejorar las noticias como un producto (y proceso), su relación con su público, su valor para sus clientes y su sostenibilidad. Ese es el objetivo. Llegar hasta allí va a requerir nuevas formas de pensar y de experimentar. Y un X Prize es una forma de conseguirlo.

¿Qué os parece?

Compartir

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
http://www.typepad.com/services/trackback/6a00e552985c0d88330120a62448d4970c

Listed below are links to weblogs that reference X Prize para las noticias (y los medios):

Comentarios

Fuente You can follow this conversation by subscribing to the comment feed for this post.

Publicar un comentario

If you have a TypeKey or TypePad account, please Inicia sesión