Mario es el nombre
de moda en Italia
Inicio Lista de los 100 medios
más populares en Twitter

domingo, 01 julio 2012

Agitemos también la enseñanza del periodismo

JarvisJeff Jarvis | Buzzmachine

La enseñanza del periodismo debería de ser aún más molesta y agitadora que la propia industria  del periodismo. Últimamente, inspirado por discusiones que he tenido con una escuela preparando un nuevo programa he estado intentando organizar ideas sobre cómo cambiar lo que enseñamos y cómo lo enseñamos - algunas están relacionadas con lo que hago en CUNY y otras no. Cuando uso la primera persona del plural aquí me estoy refiriendo a la educación periodística en su amplio sentido, no a una escuela. Puesto que Howard Finberg, de Poynter, y Eric Newton, de la Knight Foundation, han estado compartiendo sus ideas, he pensado que yo también voy a compartir las mías. Para ser claros: el análisis no es lo suficientemente amplio. Estoy en ello. Por eso lo estoy compartiendo: para que me empujéis hacia delante.

* * *

Empiezo por separar el currículo en tres cajas:

*Teoría - Algunas materias son obvias: derecho de la información y ética, teoría de los medios y demás. Me gustaría ver más énfasis en el estudio de la historia de los medios, especialmente en sus periodos de transición, ya que ahora estamos atravesando uno complicado. Y creo que deberíamos de encontrar nuestro lugar en lo que Sir Tim Berners-Lee ha establecido en el terreno de la ciencia de internet, ampliando radicalmente nuestra definición de periodismo y medios para empaquetar y espolear nuevos planteamientos sobre nuestro papel en la sociedad.

* Práctica - Más obviedades: los cursos clave en cualquier escuela de periodismo son los de reporterismo y escritura; cursos prácticos. Eso no va a cambiar. Cuando estudié  periodismo en Northwestern saqué un inmenso rendimiento a mi trabajo en el Burlington Hawk-Eye de Iowa, como parte del programa de la escuela. El periodo de prácticas que ofrecemos en CUNY es una parte tremendamente importante de nuestro programa.

En un sector que está encogiendo, no hay muchos puestos de prácticas disponibles, y tampoco hay suficientes en empresas informativas nuevas y revulsivas. Por eso creo que las escuelas de periodismo necesitan trabajar más duro para crear prácticas por si mismas. También es evidente que las comunidades en torno a las escuelas de periodismo pueden sacar buen provecho de más reporterismo. Por lo tanto, tenemos que ver a más escuelas de periodismo generando y participando en nuevas formas de aventuras periodísticas, no sólo para enseñar, sino hacer más periodismo. Newton lo plantea siguiendo el modelo de hospital universitario, y Knight está financiando algo de este estilo en la Universidad Mercer. Hace tiempo que la Universidad de Missouri publica un periódico para su ciudad. La de Arizona State tiene el canal de la televisión pública en su escuela. CUNY y NYU han trabajado con The New York Times para poner en marcha y gestionar blogs hiperlocales. Montclair State ha invitado a WNYC, NJTV y otros canales a su campus.

Yo creo que podemos ser mucho más agresivos, teniendo cuidado en no competir con el mercado, sino complementarlo, ayudando a las empresas que empiezan, cubriendo ciudades y temas que de otro modo no serían atendidos.

* Herramientas – Aquí es donde voy a concentrar más mis análisis, en encontrar modos nuevos, más eficaces, más escalables y más flexibles para enseñar herramientas de periodismo y tecnología. Vuelvo a dividir esto en tres contenedores: enseñanza, tutorías y certificación.

Estoy empezando a creer que el tiempo físico en las aulas es demasiado limitado para enseñar el uso de herramientas. En CUNY hemos visto a lo largo de los años que los estudiantes llegan con desigualdades cada vez mayores, tanto en su experiencia anterior como en la ambición que muestran respecto a herramientas y tecnologías. Mis colegas en CUNY, liderados por Sandeep Junnarkar, han implementado muchos nuevos módulos y cursos para enseñar temas como periodismo de datos (recopilar, analizar y visualizar datos) o de conceptos básicos de programación informática.

Adviértase bien de que desde que llegué a CUNY he sostenido que no debemos y no podemos producir programadores. Tampoco suscribo la creencia de que la salvación del periodismo descansa en cazar ese unicornio escurridizo que es el periodista-programador, el plumilla al cuadrado. Sí creo que los periodistas deben saber de tecnología, lo suficiente como para que puedan a) saber qué se puede hacer, b) explicar qué quieren y c) trabajar con expertos que puedan crearlo.

Las escuelas intentan expresar sus objetivos en términos de resultados para los estudiantes. Yo emparejo herramientas con lo que se puede extraer de ellas:

* Familiaridad - Saber lo que puede hacer una herramienta, de modo que puedas sentir necesidad de usarla para alcanzar un objetivo periodístico o comunitario.

* Especificar - Capacidad de escribir órdenes que permitan a un programador desarrollar lo que necesitas.

* Adaptación - Capacidad para coger el trabajo que ha desarrollado un programador y adaptarlo a una necesidad concreta (por ejemplo, modificar una plantilla de WordPress o un mapa de Google).

* Hacer - Capacidad para hacer algo desde cero utilizando una herramienta. Por ejemplo un vídeo utilizando FinalCut o una proyección de diapositivas con varios programas.

* Experiencia - Certificación como experto capaz de enseñar a usar una herramienta.

Está bastante claro, y en algunos casos se llegará de este modo: si quieres aprender a hacer vídeos, tienes primero que desarrollar una serie de habilidades con, por ejemplo, FinalCut. Si quieres ser el jefe de blogs de tu periódico, necesitas aprender a adaptar plantillas de blog y a meter todo tipo de cosas.

Pero la cosa rápidamente se complica en una serie de ejes. Hace unos días mantuve una buena y larga conversación con el desarrollador y emprendedor de la familia, mi hijo Jake, sobre tecnología y emprendedores. Me alertó sobre adentrarse demasiado a fondo en las herramientas; uno pude acabar haciendo las cosas con la herramienta equivocada o haciéndolo mal. Insistió en la necesidad de pensar de manera creativa sobre las nuevas posibilidades y oportunidades. Así que eso nos lleva a otra escala:

* Conceptualización - Encontrar nuevas oportunidades y resolver problemas de forma novedosa; ser capaz de investigar la demanda y la competencia; ser capaz de expresar el valor y los objetivos. Eso es básicamente lo que hacemos desde la perspectiva empresarial con nuestros estudiantes de periodismo emprendedor en CUNY.

* Hacer prototipos - Hemos aprendido que este es el siguiente paso vital después de pensar una idea para un producto o negocio. Algunos de nuestros estudiantes hacen esto en clase; otros lo hacen después. Es un paso vital para ser capaz de expresar una idea y para analizar todas las preguntas difíciles que necesitan respuestas. En nuestro programa a tiempo completo de periodismo emprendedor estamos enseñando a usar herramientas para esto. Jake también subraya el valor del papel y lápiz.

* Gestión de proyectos - Uno tiene que saber lo suficiente de tecnología y empezar a tomar decisiones de gestión: contratar a la gente adecuada con los conocimientos adecuados para trabajar en las plataformas adecuadas para crear los productos adecuados a la escala adecuada, y saber gestionar cómo se empieza y cómo se va a llegar a los hitos decisivos.

* Capacidad para negociar y evaluar - Esto también es algo en lo que ponemos el acento en el periodismo emprendedor.

* Construir - Consigue que se haga.

Así que alguien con una idea brutal en, por ejemplo, datos aplicados al periodismo o para crear plataformas para comunidades o para reinventar las noticias de televisión, necesita diferentes resultados y por lo tanto una formación diferente en herramientas específicas, lo que a menudo requiere que se ponga el acento en las posibilidades estratégicas y no en los detalles.

Por supuesto que todo esto se complica por lo rápido que se inventan y cambian las herramientas, y por la rapidez en la que surgen nuevas ideas (¿quién se imaginaba que Twitter acabaría teniendo un papel tan importante en las noticias?).

Arrggghhh. ¿Qué puede hacer una escuela? Me pregunto si las herramientas se enseñan mejor recetando y aceptando los resultados que desean los estudiantes, o haciéndoles aprender esas lecciones a través de herramientas online que selecciona, crea o recomienda la escuela. ¿Quieres hacer vídeos de entrevistas? Entonces tienes que aprender una serie de conocimientos relacionados con a) equipos, b) software de edición y producción y c) técnicas de entrevistas. La escuela puede recomendar herramientas para hacerlo. O puedes encontrarlas tu mismo.

Entonces ¿cuál es el valor que añade la escuela? En algunos casos no necesita añadir ninguno. Pero en muchos casos creo que pude añadir dos capas de valor: tutelaje y certificación.

Empecemos por el tutelaje: me imagino una escuela utilizando a sus profesores y a sus estudiantes más experimentados para alimentar un Genius Bar (después de recibir una carta amenazante de los abogados de Apple cambiaría el nombre a Brain Bar y le sacaría provecho en los medios sociales). Si te quedas estancado con una pregunta simple y rápida siempre tendrías alguien a quien preguntar (en persona u online). También formarías parte de una comunidad de estudiantes que pueden acudir en tu rescate. Y si quieres pasar una hora con un miembro del claustro para que evalúe tu trabajo y le de un impulso a tu ambición, podrías pedir una cita. Me pregunto si esto serviría para aprovechar mejor los recursos del centro y también el tiempo de los alumnos en las aulas.

Después viene la certificación: en lo que respecta a los medios me gustaría que los estudiantes demostrasen su competencia (y talento) creando trabajos reales para sus portafolios, en lugar de hacer pruebas.

Sí, habrá todavía clases de escritura, edición y reporterismo (un campo de entrenamiento de especialización y experiencia) y sí, tal y como dije antes, debería de seguir habiendo clases y seminarios en leyes, ética, teoría y capacidad de análisis. No estoy intentando reventarlo todo; todavía no. Estoy intentando encontrar más formas de enseñar más y hacer que encaje mejor con los resultados de los estudiantes. Si mejoramos la enseñanza del uso de herramientas y aprovechamos mejor la experiencia práctica, me pregunto si seremos capaces de dedicar más recursos a estudiar más.

Lo que también estoy intentando hacer es imaginarme un impulso a la formación periodística de tal modo que buena parte, o todo, se pueda enseñar a algunas personas (no, a muchas más) a través de internet, incluyendo no sólo estudiantes universitarios, sino también a los profesionales que obviamente necesitan adquirir nuevos conocimientos a medida que el sector convulsiona a su alrededor. Quiero tener más herramientas para llevar más formación al periodismo, conocimientos de los medios, y negocios a los emprendedores y periodistas hiperlocales con hiperintereses (y tecnólogos) que espero llenen un creciente ecosistema de noticias. Espero que ayudar a la gente a que haga cosas y a que lo haga mejor en público anime a muchos más a compartir lo que hacen. Quiero expandir el papel del periodismo y sus posibilidades. Lo que veis aquí es mi constante búsqueda  de cómo hacerlo. 

¿Qué pensáis vosotros?

 

 

Compartir

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
http://www.typepad.com/services/trackback/6a00e552985c0d8833017615fc35de970c

Listed below are links to weblogs that reference Agitemos también la enseñanza del periodismo:

Comentarios

Fuente You can follow this conversation by subscribing to the comment feed for this post.

Hola! Estoy totalmente de acuerdo contigo, especialmente en la valoración que haces de las prácticas y de la "teoría" y cómo las dos se merecen un puesto muy importante en la enseñanza del Periodismo. En la universidad donde he estudiado periodismo deportivo, la UIC (Barcelona), nos hicieron un equilibro en mi opinión perfecto entre las prácticas profesionales en empresas y las explicaciones a clase. Fue muy bueno.
Silvia

Publicar un comentario

If you have a TypeKey or TypePad account, please Inicia sesión