Los 100 medios españoles con más seguidores en Twitter Inicio Lanzan una campaña de ‘crowdfunding’ para realizar una cobertura especial de las elecciones en Alemania

martes, 06 agosto 2013

El Washington Post al estilo Amazon: Una aproximación

Door-desk

Lo primero que ha hecho Jeff Bezos (en la foto) tras comprar el Washington Post ha sido enviar una carta a sus nuevos empleados en la que hace una primera declaración de intenciones. Uno de los mensajes que ya desde el principio deja caer en esa circular abierta es que su llegada traerá “muchos cambios” en el diario en los próximos años.

También comenta que a ello obliga el factor que está cambiando la dinámica de los medios de comunicación, que es el mismo que ha provocado que el dueño de una tienda online haya podido comprar un diario mítico, capaz de hacer caer a un presidente de los Estados Unidos, por un precio impensable hace unas décadas, cuando Amazon aún no existía y la industria de la información era otra cosa bien distinta a la de ahora.

Hablamos de internet, el entorno en el que este empresario se mueve como pez en el agua cuando se trata de vender productos, y también una de las razones de la crisis del sector en el que ahora se adentra, casi como un aventurero en busca de un nuevo reto.

“Internet está transformando casi todos los elementos de la industria de la información: acorta el ciclo de las noticias, erosiona las sólidas fuentes de ingresos, y permite nuevos tipos de competidores, algunos de los cuales informan sin pagar apenas los costes de las noticias”, asegura en uno de los párrafos de esa carta que hoy ha dado la vuelta al mundo.

En mitad de todo esto una palabra aparece en el horizonte: ‘Austeridad’. Y es que si cuando se habla de identidad corporativa Apple es la empresa del estilo zen y de la sencillez, Amazon es la empresa de la austeridad.

Siempre se ha comentado que Amazon ha construido su imperio en base a este concepto que forma parte de la personalidad de su fundador, sobre la que hablan algunos artículos que aseguran que Bezos seguía conduciendo un coche de gama media siendo ya multimillonario o que las mesas sobre las que aún hoy trabajan algunos de sus empleados (en la foto) están fabricadas a partir de puertas antiguas, y que son idénticas a la mesa que el mismo Bezos se fabricó a mano para trabajar en el garaje en el que ‘engendró’ a este monstruo de las ventas online, que el año pasado tuvo unos ingresos de más de 60.000 millones de dólares.

También se dice que en Amazon no hay comida gratis y que los empleados tienen que pagarse el almuerzo, algo que no ocurre en otras empresas de características similares.

Pero si el tema de las mesas-puertas, o el del coche, o incluso el de las comidas, son sólo símbolos que no han significado grandes ahorros pero que han contribuido a crear esa cultura de la austeridad y esa identidad, hay otro, destacado también hoy por los analistas, que sí podría tener repercusión, tanto en la cuenta de resultados, como directamente en los trabajadores del Post. Se trata de los salarios.

En Amazon, al contrario que otros gigantes de internet como Google o Facebook, los salarios siempre se han mantenido en una línea más propia de una startup que de una gran empresa. El propio Jeff Bezos ha reconocido en alguna ocasión que sus salarios son más bajos que los de otras compañías similares y lo ha justificado.

“Pagamos salarios mucho más bajos en comparación a la mayoría de las compañías… Tampoco tenemos incentivos de ningún tipo. Y la razón es porque va en detrimento del trabajo en equipo”, aseguraba el empresario el año pasado en declaraciones a Fortune.

En cualquier caso, los periodistas del Post pueden estar tranquilos, al menos de momento. Según el documento oficial que certifica la venta del diario, el salario y las condiciones de los trabajadores deberán mantenerse igual al menos hasta 2014.

Robots

También se está especulando con otro tipo de cambios más asociados con la innovación tecnológica que traería al Post una compañía como Amazon, que en 2009 pagó 775 millones de dólares (mucho más de lo que ha costado el diario) por una empresa llamada Kiva systems que fabrica robots para el trabajo en almacén, ‘cacharros’ que en el Post se podrían usar en las salas de rotativas y en los procesos de distribución del periódico en papel.

Por último otro de los cambios tecnológicos que aparecen en las quinielas está relacionado con la especialización de Amazon en tabletas a través de la gama de productos Kindle, donde la compañía está innovando con dispositivos que se doblan y que ofrecen una nueva experiencia de lectura.

E-ink-mobius

  • Foto 1: Jeff Bezos sobre una de las mesas 'símbolo' de Amazon. AP/Andy Rogers
  • Foto 2: Robot de Kiva systems. AP
  • Vía: Quartz

Compartir

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
http://www.typepad.com/services/trackback/6a00e552985c0d88330192ac65d39a970d

Listed below are links to weblogs that reference El Washington Post al estilo Amazon: Una aproximación:

Comentarios

Fuente You can follow this conversation by subscribing to the comment feed for this post.

Después de dos puntos se utiliza minúscula :D

La Austeridad es la clave...del camino a la Red !

Publicar un comentario

If you have a TypeKey or TypePad account, please Inicia sesión