Inicio » Periódicos

viernes, 16 enero 2015

El Español anuncia sus primeros fichajes

6a00e552985c0d883301b8d0c159d3970c-500wi

Este viernes, como ya había anunciado Pedro J. Ramírez a comienzos de la semana, han comenzado a conocerse las caras que formarán parte de El Español, el nuevo diario que será lanzado en otoño de este año por el fundador de El Mundo.

Entre los nombres que se han conocido está el de Daniel Basteiro, que llega del Huffington Post y fue corresponsal de Público en Bruselas y David Dominguez, que hasta ahora era diseñador digital en El Mundo y desarrollador web en Atresmedia.

Forman ya parte de El Español Pedro J. Ramírez, su director y fundador, su hija, María Ramírez y su yerno, Eduardo Suárez, ambos procedentes de El Mundo. Alfredo Triviño, socio de la consultora Audacity Partners, también ha estado vinculado al proyecto desde un primer momento.

Estos anuncios llegan después de conocerse otro gran fichaje realizado por El País. Según anunciaba Casimiro García-Abadillo en su cuenta de Twitter, Manuel Jabois abandona El Mundo para trabajar a partir de ahora en El País.

Para leer:

jueves, 15 enero 2015

Die Zeit informa que una de sus trabajadoras lleva 12 semanas detenida en China

Miao

"Tienen a Miao". El diario alemán Die Zeit ha informado este miércoles que una mujer china, que trabajaba como asistente en el medio, lleva doce semanas detenida en la República Popular China. "No queríamos complicar los esfuerzos diplomáticos par asegurar su liberación", ha declarado el medio, "pero desde que tuvieron lugar no se ha producido ningún resultado, por lo que creemos que es necesario hacer público el destino de nuestra compañera Zhang Miao".

continuar »

miércoles, 14 enero 2015

El último número de Charlie Hebdo ya está en Ebay... por más de 300 euros

000_Par8073622

Pocas horas después de salir a las calles de Francia, el último número de Charlie Hebdo, la revista satírica atacada la semana pasada, ya está a la venta a través de Ebay. Por un 'módico' precio de alrededor de 300 euros se puede adquirir la polémica portada, la primera después de los brutales ataques a manos de radicales islamistas. Si a primera hora de la mañana los precios en Ebay giraban en torno a los 100 euros, a medida que pasaban los minutos este ha ido aumentando, llegando a sobrepasar los 300 euros por dos copias. En los quioscos vale 3 euros.

continuar »

martes, 13 enero 2015

Amenazan a un diario israelí por una viñeta sobre periodistas asesinados en Gaza

Caricatura-israel

Una simple viñeta, fondo negro y un recuento. Es lo que ha provocado que los periodistas del diario israelí Haaretz hayan recibido amenazas de muerte. En un artículo publicado en su web, el diario ha publicado las amenazas recibidas en las redes tras la publicación de la imagen, una de tantas realizadas después de los ataques a Charlie Hebdo.

continuar »

lunes, 12 enero 2015

Pedro J. Ramírez: "La prensa española tiene muchas cosas de las que avergonzarse"

ZjbIxGDhCaRyTqMAEf7Zf3

Pedro J. Ramírez. Foto: EFE/Archivo

Promete, como mínimo, revolucionar el quiosco (aunque sea digital). Es el 'nuevo periodismo', una regeneración, una revolución, una declaración de intenciones: la nueva bandera bajo la que nacerá en otoño El Español. Hablamos con el ideólogo, creador y veterano fundador de este nuevo diario, Pedro J. Ramírez, al que no le hará falta papel y que, a meses de ver la luz, ya cuenta con decenas de miles de seguidores en Twitter. Estas son algunas de sus claves:

 

continuar »

jueves, 01 enero 2015

El nuevo medio de Pedro J. echa a andar: se llamará 'El Español' y saldrá en otoño

Elespanol

Pedro J. ya ha tiene en marcha su nuevo medio. Pocos minutos después de la medianoche, de que se dieran las campanadas y de que comenzara este nuevo año, el exdirector de El Mundo anunció a través de Twitter que el diario que lanzará a partir de otoño se llamará 'El Español'. El periodista cumple así con lo que venía anunciando desde hace ya meses y pone fin a las especulaciones en torno a este nuevo medio que, según anunció, comenzará a funcionar en otoño. Apenas unas horas después de anunciar su lanzamiento, la cuenta de Twitter de este nuevo medio tenía más de 16 mil seguidores. 

continuar »

viernes, 26 diciembre 2014

19 buenos reportajes que nos dejaron este año los medios españoles

Periodismo

No están todos los que son. Pero son todos los que están. Como no va a ser todo recordar las mejores erratas que nos dejaron los medios españoles, hacemos repaso de lo que realmente merece la pena: lo mejor que nos han dejado nuestros diarios, revistas y medios digitales este último año.

continuar »

miércoles, 24 diciembre 2014

Algunas de las mejores erratas de este año en los medios

Se acaba este año 2014 y, junto a las ya tradicionales recopilaciones de prensa con las mejores portadas, noticias e imágenes del año, llega la hora de otra colección. Una de la que los medios estarán menos orgullosos y provocará la vergüenza de más de un editor, periodista o community manager. Estas son algunas de las mejores erratas y errores de este año en los medios: 

continuar »

miércoles, 17 diciembre 2014

Xavier Aldekoa: "Lo que rechazas también te define como periodista"

DBGZeTwfjze0fjLC3sCZz7

Es Océano África. Un viaje, una experiencia, una historia de historias que recoge la vida entera de un continente. Es la obra de Xavier Aldekoa, periodista y corresponsal de La Vanguardia en Sudáfrica desde 2009. Un periodista que recoge lo que mejor sabe hacer: acumular las vidas de un continente que nunca se acaba, al que ha dedicado su tiempo y sus sueños: de pequeño soñaba con el continente y no paró hasta que desembarcó en sus tierras, apenas cumplidos veinte años. 

-¿Por qué África?

Para mi es una pasión: empezó cuando mi padre nos contaba historias de pequeño, porque a mi me fascinara a ir a casa de mi abuela y recordar que había un libro sobre animales africanos, por leer a grandes periodistas: Miguel Gil, Ramón Lobo, Rovira y a Ryszard Kapuściński, por supuesto. Para mi siempre ha sido un objetivo: quería trabajar en África, era un lugar al que quería llegar. Y todo lo que hice, aprender inglés, francés, portugués... estaba dirigido a eso. Quería trabajar en África y a eso he me he dirigido siempre.

-¿Y cómo fue llegar a un continente con que que habías soñado tanto?

Siempre tuve una visión buenista: que llegaría al continente y me iba a hacer más sabio, que iba a a encontrar respuestas a preguntas profundas. De lo que me he dado cuenta es que tengo más preguntas que respuestas, de que me surgen debates morales: me pregunto cómo actuaría yo en esa situación. Y veo que no soy mejor que ellos, que no somos mejor que ellos, que probablemente actuaría peor. Admiro muchísimo a la gente que en una situación muy complicada decide hacer las cosas bien, algo que hace la mayoría de africanos. La mayoría de africanos, cuando está en una situación muy jodida opta por ayudar al otro, arriesgar su vida y la de su familia. Y yo lo pienso: si tuviera que arriesgar la vida de mi familia por ayudar, ¿lo haría, o no?

También me encontré con un continente mucho más variado de lo que pensaba, no sólo entre países, sino en cada país descubrí que hay diferentes realidades. 

-¿Cómo fue ese viaje hasta llegar a África?

Yo empecé a viajar al continente con 20 años, siempre para hacer reportajes. En el libro digo una frase: "el reportero es el que viaja poniendo el foco de atención en los demás", y eso lo tenía muy claro desde el principio: quiero contar las cosas que les pasan a la gente. Y así viajé la primera vez. Después, como corresponsal, llegué porque siempre iba insistiendo. Al final me fui a Sudáfrica para demostrarle al periódico (La Vanguardia) de que hacía falta alguien. Fui el año antes del mundial, y cuando volví les dije  que teníamos que formalizarlo, que sí que había interés. Llegué a un acuerdo con ellos para poder colaborar con otra gente y así me creé una red de medios para trabajar. 

-¿Te costó convencerles?

Sí, porque África siempre ha sido el vagón de cola. Pero vieron la necesidad: en ese momento iba a ser el Mundial en Sudáfrica, la muerte de Mandela parecía inminente... era cuestión de tiempo. También era el momento en el que Sudáfrica se estaba liando con los BRIC, y eso era importante también para el continente. Yo les expuse todo eso y en ese momento me encontré una buena recepción. Fácil no, pero tuve una buena respuesta.

-Has mencionado alguna vez que África es un continente silenciado ¿tenemos algo de culpa los medios, los periodistas? Que sólo le hacemos caso cuando nos afecta a nosotros, como ha ocurrido con el ébola...

Hay algo de eso, que sólo nos preocupamos de las cosas cuando nos toca a nosotros. Pero eso no sólo lo atribuyo a los medios, sino a la sociedad en la que vivimos. Y no sólo en África, es en general. En los medios de comunicación la agenda está fijada por las cosas influyentes, y África no lo es. La diferencia entre influyente e importante es lo que dirige ahora: es importante  que haya una revolución en Burkina Faso y que un tío que estaba durante 20 años en el poder salga. Influyente... seguramente sea más influyente que Sarkozy se vaya a presentar a las elecciones en Francia.

Aun así, yo veo que el interés social va al margen y que no confluye siempre. Por ejemplo, hay unas manifestaciones brutales en EEUU. Todos los periodicos lo han dado, pero el interés que veo yo en la sociedad es relativo. En cambio, la reacción que estoy teniendo estos días, estos años, es de un mayor interés por África. 

-Dedicas la portada a una mujer: a todas las mujeres de África

Lo tengo muy claro: si se les da la oportunidad, el futuro está en sus manos. Cuando vas al continente lo ves, siempre están trabajando y son el pilar fundamental de la familia. Desde que son niñas hasta que son mayores. Lo he visto en Alexandra, uno de los barrios más pobres de Sudáfrica: una abuela que empieza a traer a casa a los niños y los está cuidando. Esa fuerza yo sólo la veo en las chicas, en las mujeres. No siempre es así en los hombres. Lógicamente muchos hombres sí repartirían ese dinero, esa comida, pero yo he visto muchas situaciones en las que se gasta en alcohol, en prostitutas. En cambio, la mujer aguanta. En el caso del ébola, cuando hay un enfermo, lo más seguro es que haya una mujer detrás... 

-¿Tienes esperanza de que África vaya a tirar hacia adelante?

Sí, yo creo que sí, pero lo que vamos a ver, como en otras partes del mundo, es que no todo el continente avanza a la misma velocidad. Habrá países que tiren adelante, Namibia, Botswana... y otros países que no lo conseguirán, como en Sudán del Sur, donde no hay ahora mismo muchos motivos para la esperanza. Camerún tiene problemas alrededor, pero avanza muy bien. Es lo mismo que pasó en Asia en los 70-80...

-Hablas en un capítulo hablas de Somalia, donde han entrado ya en un ciclo de cerca de 20 años de caos ¿Cómo ves el futuro en estos casos?

Somalia está desde el 90 en el caos, en el desgobierno. Pero eso no nace de la nada, nace de una lucha de la Guerra Fría en la que se les arma y se permite que, de manera partidista que un dictador ahogue a los somalíes. Eso pervierte una sociedad. Y cuando cae el dictador, porque se le deja de dar apoyo, hay una sociedad de clanes armados hasta los dientes con rencor hacia los otros y sabiendo luchar. Eso desemboca no sólo en un desgobierno de 20 años, sino que cada vez que hay un conato de imponer un estado islámico, lo primero que hace Estados Unidos es enviar a Etiopía para que los saque del poder. Un estado islámico radical, o no tanto, no interesa. Significa que hay mucha gente que no puede tener una estructura de estado, sea islámico o no, me da igual. Por supuesto, los gobernantes somalíes tienen algo de culpa, pero no sólo ellos. Somalia no sólo muestra lo que se ha podrido el gobierno somalí o el sistema somalí, sino lo podrido que está todo el mundo a la hora de provocar y mantener un statu quo que está dañando a mucha gente.

-¿Se ve esto en otros lugares? ¿Asume occidente el papel que juega en este fracaso?

No sólo lo vemos en Somalia, lo vemos en otros lugares en los que hay unos intereses. Es más fácil lavarse las manos, como hizo Estados Unidos: se le murieron un montón en Modadiscio y se fue. Al año siguiente, en Ruanda, se lavó las manos y hubo un genocidio. Además se intenta que parezca descontextualizado: se dice que en Ruanda se mataron unos a otros por un tema tribal. Vale, es así, pero ¿quién hizo la distribución de hutus y tutsis en el carné de identidad? La mentalidad belga cuadriculada. Luego, llega un gobierno y se decide meter al país en la economía de mercado: se les dice que todos los campos de patatas se haga té y café, porque tiene buen clima. Al cabo de los años, baja el precio del té y del café: más pobreza, más incultura, y ¿qué significa eso? Que el odio cala mucho más. Y eso degenera en un genocidio que todo el mundo sabía que iba a pasar, pero no se hizo nada. Como periodista tengo la obligación siempre ponerlo en contexto, de buscar la raíz.

Hay una anécdota que me contó un compañero: estaba en los años 80 en un cine en Bamako y estaba viendo un documental del Holocausto. Salieron en un momento los blancos, los prisioneros judíos con el 'pijama' de rayas y cómo los tiran a la fosa común. Y la gente se reía, porque no hay un contexto. Ellos veían a un señor muy flaco temblando y cómo lo tiraban. Tú y yo no nos podemos reir del Holocausto, pero si tú no sabes nada, sólo ves a un señor con pijama flaco. Eso, salvando las distancias, es lo que vemos en África. Vemos sólo una ventanita cómo se matan unos a otros, que es una salvajada.

-¿Se puede entender África sin estar allí?

Es necesario sentirla. Para mi es importante salir a la calle con ellos, vivir con ellos, caminar con ellos, comer con ellos para entenderlos. Pero también es importante leer antes. Como periodista, yo quiero estar preparado siempre para saber de qué hablo. Toda esa preparación es una forma de conocer, saber que si no se sientan juntos hutus y tutsis es por algo. Pero es indispensable el sentir, oler, comer, el tocar África. Hago un periodismo de la gente, con lo que tengo que estar con ellos. 

-Como corresponsal mencionas que tienes que saber tocar muchos temas. ¿Ha habido algún momento en el que has dicho que no a un tema, por convicción?

Sí, pero ha pasado antes de África también. Yo tenía muy claro lo que quería hacer y he rechazado temas que igual me habrían solucionado el mes, por ejemplo. No porque se me caigan los anillos, sino porque creo que te define lo que rechazas. Todo lo que escoges y rechazas te define. En ese momento prefería no tener tanta seguridad y preferí no hacerlo... en África la pelea es más sobre cómo enfocarlo. Y en la confrontación directa no existe: no es que me digan un tema y yo digo que no, prefiero darle la vuelta. Aveces tengo más éxito, otras veces no. 

-¿Qué recomendarías a un joven que quiera ser corresponsal?

Pasión por lo que haces. no sólo a un periodista: ten pasión y ve hacia lo que quieres. África es un continente genial cuando eres joven: la gente es mucho más receptiva. Cuando tenía 20 años no tenía ni la reserva de hotel y siempre dormía en casa de alguien. Porque un joven es más fiable. Yo ya no, pero estoy contento de haberlo aprovechado: si os gusta África, id de cabeza, porque no lo vais a aprovechar tanto y después va a ser más difícil.

-¿Cuando vuelves a España, después de pasar tanto tiempo en África, como se nos ve?

Es complicado cuando vas a sitios muy jodidos, te toca volver y es el cumpleaños de tu madre y abren una botella de champán, por ejemplo. Lo que hago entonces es no ponerme en el centro: igual que en África no me pongo en el centro, aquí tampoco. Igual que allí no soy importante, eso está claro, así que aquí tampoco. Una cosa es valorar lo que tengo pero yo soy de un mundo diferente, en el que los problemas no son los mismos. Quizá los problemas no son que te mueres de hambre, pero estar en el paro es un problema. Yo tengo amigos que son de aquí, mi pareja es de aquí, yo tengo familia que vive aquí. Si yo me pongo en el centro como vara de medir todo, lo estaría haciendo mal al igual que lo estaría haciendo mal en África. Aquí intento entender que si alguien está celebrando su cumpleaños y quiere abrir una botella de champán, lo haga. No puedo cambiar el mundo, lo único que voy a hacer es dar patadas contra la pared. Yo sé que tengo un iPhone, una cámara de fotos que puede solucionarle un par de años a prácticamente todo: intento ser coherente, intento ser honesto e intento no ponerme en el centro. 

-¿Cómo crees que te ha cambiado África?

Intento no cambiar mucho, intento que las cosas me sigan afectando igual, para bien o para mal. Sería un fracaso para mi ser más duro, porque no quiero serlo, quiero que me siga afectando, que me siga dando rabia. Quiero que me afecte que la gente pase hambre, que me alegre ver un concierto en la calle y que me ponga piel de gallina ver muestras de cariño entre la gente. Intento que no me cambie, aunque también me dicen que antes quizá veía las cosas de forma más visceral. Todo el mundo tiene una evolución, pero a nivel de trabajo intento no cambiar. Yo sólo puedo transmitir las cosas si yo me emociono primero.

Aldekoa


Un reportero en África, el continente silenciado.

 

lunes, 08 diciembre 2014

Pedro J. Ramírez avanza hacia la creación de su nuevo diario con NoHaceFaltaPapel S. L.

EV7G2GG4QuHAYuPcuGNSh3

El exdirector del diario El Mundo, Pedro J. Ramírez, avanza hacia la creación de un nuevo medio de comunicación a partir de 2015. El plan de Pedro J., un secreto a voces, camina sobre paso firme después de conocerse la creación de NoHaceFaltaPapel S. L., la matriz que servirá de paraguas para su nuevo medio. Su constitución se puso en marcha en octubre y la empresa cuenta con María Ramírez, hija del exdirector de El Mundo, como socia y administradora única. Según informa El Confidencial, está en marcha una ampliación de capital por la que Pedro J. se convertirá en accionista mayoritario y la empresa en sociedad anónima.

El pasado mes de noviembre Pedro J. Ramírez alcanzó un acuerdo con Unidad Editorial por el que se adelantaba al 31 de diciembre el vencimiento de su contrato con su pronto exempresa, y sólo falta por conocer el nombre de su nuevo diario, que por cómo ha llamado a su última iniciativa, será digital.

El Boletín Oficial del Registro Mercantil (Borme), ya recoge el registro a su nombre de NoHaceFaltaPapel, S.L. El nombre es el mismo que el blog que fundaron su hija, María Ramírez y su marido, Eduardo Suárez, ahora empleados por Univisión después de su salida de El Mundo.